1. REDUCCION DEL I.B.I.

 

El IBI, también llamado antiguamente como “la contribución” o Impuesto de Bienes Inmuebles, es un impuesto municipal que grava la propiedad de los bienes inmuebles, ya sean rústicos o urbanos, y se devenga anualmente. La base imponible sobre la que se calcula el impuesto es el valor catastral del inmueble (valor del suelo y de la edificación). El tipo de gravamen depende del número de habitantes que tenga el municipio en el que se encuentre.

La aplicación de la revisión catastral de 2012 llevada a cabo por el Gobierno del Estado supuso que viviendas en los barrios más modestos de la ciudad de Zaragoza, como la calle Leyva (Barrio Oliver) o la calle Sobrarbe (Barrio del Rabal), subieran una media del 150 % su valor catastral.

Para el ejercicio 2018, 208 municipios de Aragón incrementan su valor catastral frente a solo 27 donde disminuye, sobre todo ubicados en la provincia de Teruel (94), seguida de Huesca (85) y Zaragoza (29).

En mayo de 2018 el Gobierno municipal de ZEC en Zaragoza aplicó un “catastrazo” a numerosos garajes comunitarios cuyos propietarios tienen que pagar más del doble en concepto de IBI por el mismo inmueble, al pasar a estar gravado como un gran almacén de propiedad única, equiparado a comercios y oficinas.

 

Proponemos

Rebaja del IBI como ayuda a la ciudadanía.