FOLCLORE ARAGONES

El folclore (folklore) es el conjunto de música, bailes, artesanía comunes a una población concreta, incluyendo las tradiciones y leyendas de dicha sociedad. Conocer mejor el origen de nuestra cultura es algo que nos ayuda a conocernos mejor a nosotros mismos.

Sirva de elemento comunicador principal nuestra lengua castellana y la propia de algunas localidades de nuestra tierra.

El baile aragonés

La jota, como referente principal, ha ido desplazando con el tiempo a otras danzas como el fandango, el bolero o la albada, con modalidades muy diversas según el lugar del que procedían.
Este baile ha alcanzado una notable celebridad tanto dentro como fuera de sus fronteras.
Nuestra geografía está llena de otras muchas manifestaciones de este tipo como es la Contradanza de Cetina, el Alacay de Ansó, y las seguidillas de Leciñena, conocidas en todo Aragón.
Un carácter más campestre tienen los bailes de arcos que hoyen día están incorporados a otros dances como el de Tauste o el de Buste. En Illueca y otras localidades existen todavía bailes de corro denominados somorondones o somerondrón, y que en Gotor, Sestrica, Jarque y numerosos pueblos ribereños del río Aranda se conocen como chimilindrón. En el Bajo Aragón se conserva además el rodat o rueda de hombres.
Muchos son los dances, basta citar el Pito de Yebra de Basa, la Morisma de Aínsa, la Pastorada de Gallur y los de Robres y de Sariñena, como ejemplo.

 

Canciones populares

El folklore musical se presenta bajo dos aspectos fundamentales: el canto y la danza.
La canción popular en Aragón puede presentarse bajo varios aspectos. Hay cantos religiosos como los Cantos de la Aurora, los Gozos a algunos Santos, los de Navidad; y otros profanos como las Albadas, los de las Bodegas, Hogueras de la trilla y del esquileo, los Sanjuanados, los Mandamientos, el Arado o Aladro, y otros.
Hay canciones infantiles como los cantos de cuna, de juegos para niños pequeños, de corro y para saltar la cuerda.

 

Instrumentos aragoneses

Haciendo alusión a los instrumentos de viento tenemos la gaita de boto, la dulzaina, el chiflo, y el acordeón. La variedad de flautas y silbatos es inmensa, como vemos con el fabirol, pito, pinfano, piulet o el siulet.

Seguramente la guitarra es el instrumento de cuerda más difundido para el acompañamiento de cantos y bailes, pero también es usual ver bandurrias, laúdes en cuanto a los instrumentos de púa, y guitarros y requintos como instrumentos rítmicos. También podemos añadir el violín, el salterio, el tambor, el bombo, el pandero y la zambomba.

Las mudanzas del dance pueden usar diversos instrumentos en sus coreografías como son los palos, las espadas, los espedos, los broqueles o escudos y las castañuelas ocascabeles. Hay otros instrumentos derivados de ellas como son las tejoletas, las telletas o recholetas; así como las cucharas.

Otros de metal son las campanas y los cencerros o esquillas, y los percutidos con maderas son las carraclas o las matracas.

 

Artesanía

Aragón es una de las pocas comunidades autónomas que dispone de una completa y propia Ley de Artesanía. Teruel destaca singularmente por sus manifestaciones artesanas, hasta el punto de ser declarada Provincia Piloto de Artesanía. La cerámica es la más importante, con centros alfareros relevantes como los de Alhama de Aragón, Ateca, Calanda, Naval, Bandaliés y Sigena. Destacan por sus cerámicas Capella, Fraga, Magallón, Mora de Rubielos y Muel.

Después de la cerámica, podemos encontrar la forja de hierro, la artesanía del esparto y el tradicional tejido de lino, cáñamo y lana.

 

El traje Aragonés

El traje popular aragonés es el resultado de la adaptación de la vestimenta señorial del siglo XVIII, que fue poco a poco abandonándose a mediados del siglo XIX, con algunas excepciones. En la actualidad aquella indumentaria ha desaparecido casi por completo.

 

Tradiciones Aragonesas
Las más conocidas de cada una de las tres provincias aragonesas son la universal tradición de la Virgen del Pilar de Zaragoza, la bella leyenda de los Amantes de Teruel y el histórico episodio de la Campana de Huesca

Como fiestas de Huesca destacables podemos nombrar San Lorenzo, Santa Orosia (Jaca) la Fiesta del Desfile de la Victoria. En Zaragoza las de San Valero, San Jorge, Corpus Christi (Daroca) o la Procesión de Veracruz (Caspe).Y en Teruel la Vaquilla del ángel, las Fiestas del Jamón y las Fiestas de los Mayos.

Las Fiestas Mayores de cada uno de los pueblos son las más esperadas junto con los pregones, la coronación de las Reinas y Damas, las misas y procesiones en honor de los Santos Patrones, etc. Hay también fiestas de primavera, de invierno, la Semana Santa de caracter especial en los pueblos de la ruta del Tambor y el Bombo (Alcañiz, Alcorisa y Calanda), las Bodas de Isabel de Segura, el Día de la Faldeta, el Cipotegato, etc.

Aunque de un valor patrimonial incalculable, lamentablemente el paso del tiempo ha hecho que se hayan ido perdiendo algunas tradiciones.

 

Leyendas de Aragón

Las más distinguidas son las etiológicas y escatológicas, las históricas y las leyendas histórico culturales, las que versan sobre seres y fuerzas sobrenaturales, las religiosas, las urbanas y las rurales.

Podemos enumerar algunas como la Cruz de Sobrarbe, la leyenda de la Torre del Tardán, el bandido Cucaracha, la Campana de Huesca, la del Monte Perdido, las Brujas de Tella, el Pozo del Diablo, la leyenda del Aneto, el Santo Grial de San Juan de la Peña y la leyenda de San Jorge, los misterios del Santo Cristo de Calatorao, entre otras muchas.

Ni que decir tiene que el impacto económico de todo lo que conlleva el folclore es de vital importancia para nuestra tierra, ya sea de manera directa o indirecta, en el mercado laboral, en el sector servicios y en el desarrollo del turismo.

 

Proponemos

– Defensa, conservación y promoción de todo nuestro folclore como señal de identidad y parte de nuestra historia

– Creación del Museo de la Semana Santa y de las Cofradías

No somos partidarios de la enseñanza ni promoción de otras lenguas como pueda ser el catalán.