DESARROLLO URBANISTICO.

 

Zaragoza, con casi 698.000 habitantes a principios de 2018, es la quinta ciudad más poblada de España. Con cerca de mil vecinos menos que en enero de 2017, desde 2012 hasta 2016 han ido aumentando y disminuyendo las cifras hasta llegar a la más baja de los últimos siete años.

La deuda de las administraciones públicas se ha situado en casi 8.200 millones de euros en Aragón,  llegando a los 914 millones en Zaragoza. Se convierte así en la segunda ciudad más endeudada, por detrás de Madrid y seguida de Barcelona. Podríamos llegar a entender que el aumento de la deuda fuese debido a un incremento en obras y servicios por y para la ciudad; pese a ello, la ciudadanía no parece notar una mejora de servicios, infraestructuras o planes integrales en sus barrios.

 

Servicios

– Mirando la ciudad desde un plano superior, podemos observar un desarrollo urbanístico desigual, con solares sin edificar dispersos tanto por el centro como por barrios de la periferia. Junto a ello, hay zonas con escasos o nulos servicios públicos y otras sin apenas edificar. Juntas Municipales, instalaciones deportivas, Centros Cívicos, bibliotecas o transporte público, entre otros, son algunos de los servicios esenciales para dotar a los barrios de infraestructuras y captar vecinos que quieran vivir allí.

Solo algunas parcelas edificadas salpican el barrio de Arcosur, un barrio que se empezó a levantar en junio de 2009 con capacidad para más de 22.000 viviendas. A principios de 2018 son cerca de 4.000 vecinos los que viven allí en poco más de 2.400 viviendas. Extender el transporte público hacia el barrio de Arcosur fomentaría su crecimiento.

Parque Goya, con los vecinos viviendo desde hace años, sigue teniendo carencias, así como los barrios de reciente creación como Valdespartera, Rosales del Canal y Parque Venecia.

El Casco Histórico ha ido sufriendo un declive permanente por la pérdida progresiva de la actividad industrial de su artesanía.

El resto de barrios de la ciudad, con sus reclamaciones particulares, necesitan también ser escuchados por parte del Consistorio y atendidas sus necesidades.

– Unido a ello, deja bastante que desear la conservación que lucen nuestras calles, calzadas, edificios, parques y jardines. Barrios como Delicias, el Casco Viejo o el Parque de la Memoria de San José son ejemplos de dejadez por parte del Consistorio, en los que la suciedad y degradación hacen que los vecinos acaben alzando la voz pidiendo soluciones. El abandono que presentan varias calles y la delincuencia hacen que planes como el Plan Integral del Casco Histórico 2013-2020 no terminen de dar sus frutos. Los vecinos del Gancho están hartos del ruido y de la suciedad que se produce en el entorno de Las Armas y la inacción del Ayuntamiento. Los vecinos de La Paz están preocupados por la constante caída de árboles y ramas en sus calles, que se está convirtiendo en algo crónico. Cabe destacar que el Gobierno municipal de Zaragoza terminó el año 2018 con casi el 50% de la inversión sin ejecutar.

– Uno de los problemas que va en aumento es el del aparcamiento. Los parkings disuasorios son una ayuda en tal sentido tanto para personas que vienen de fuera de la localidad como a aquellos que viven en barrios donde cada día es más difícil hacerlo. Permiten dejar el coche en un lugar vigilado con una tarifa reducida y desplazarse por la ciudad en otros medios de transporte públicos. Las instalaciones están abiertas las 24 horas y la ciudad solamente cuenta con dos de ellos ligados al tranvía.

 

Pisos-patera

En esta ciudad, como en el resto de España, existen pisos-patera desde hace años mientras poco o nada se hace para acabar con ellos. Habitados normalmente por inmigrantes ilegales, se amontonan decenas de personas que duermen en cualquier parte de la casa, sobre un simple colchón en el suelo y compartiendo el resto de las dependencias. Las habitaciones se alquilan a menudo por separado y no resulta infrecuente que dichos cuartos sean realquilados, aumentando su precio. Además dichos colchones, en un sistema que podríamos llamar de “camas calientes”, pueden a su vez ser alquilados por horas y realquilados. Una vez empadronada la persona, ya tiene acceso a todo tipo de ayudas y puede solicitar la tarjeta sanitaria. El padrón municipal, en primer término, debería hacer saltar la alarma al mostrar la cantidad de gente empadronada en una misma vivienda y poder actuar contra las mafias que se benefician de ello.

 

Movilidad urbana

El sector del taxi vive uno de los momentos más críticos con la llegada al país  de las  licencias de Vehículos de Turismo con Conductor (VTC)  a través de grandes corporaciones como Uber y Cabify. Huelgas, manifestaciones y altercados en ciudades como Madrid y Barcelona ponen de manifiesto la gravedad del problema.

Los taxistas llevan tiempo reivindicando que se regule el sector y se limiten las licencias para llegar a la regla de 1/30: una licencia de VTC por cada 30 de taxis. En 2009 el sector se liberalizó y en 2015 se volvió a poner coto a la demanda de licencias, pero la balanza ya estaba descompensada. Hoy en día no se cumple la regla, con una licencia por cada 7 de taxis en algunas ciudades españolas.

El sector del taxi emplea a más de 130.000 personas, pero con la competencia desleal de las empresas VTC se está poniendo en riesgo la viabilidad del sector, haciendo peligrar todos esos puestos de trabajo.

El coste de las licencias de taxi va desde los 120.000 hasta los 150.000 euros. Los Ayuntamientos son quienes las regulan así como establecen el precio a cobrar por carrera. Por el contrario, el precio de la licencia VTC ronda los 5.000 euros. Sin embargo, el incremento de la demanda ha supuesto una revalorización de estas licencias que a día de hoy pueden multiplicar su valor, llegando a valer 50.000 euros. Este tipo de licencias son semejantes a un título o una capacitación profesional.

En febrero de 2019 existen 163 licencias de vehículos con conductor en Aragón a través de varias empresas. De ellas, 40 operan en Zaragoza y otras 123 lo hacen fuera de la región. Los taxistas aseguran que no tienen ningún problema con los conductores VTC que realizan su trabajo de forma habitual en la capital aragonesa. Su temor se encuentra en que en la ciudad empiecen a operar plataformas como Uber y Cabify sin que exista una regulación.

Plataforma Ñ buscando una mejora de la movilidad en la ciudad de Zaragoza propone unir aprovechando las paradas y salidas existentes desde La Cartuja a Casetas y ofreciendo unas paradas intermedias en Tenor Fleta, Bauhaus – Pikolin y Monzalbarba.

Con ello conseguiríamos dar una mayor flexibilidad a los usuarios que ahora dependen en exclusiva del servicio de autobús o vehículo privado para llegar a unas zonas en las que ya existen las infraestructuras adecuadas y que ahora mismo se encuentran desaprovechadas.

Más adelante en una segunda fase de nuestro proyecto de movilidad urbana nos gustaría poder aprovechar estas conexiones existentes con la finalidad de llegar desde los barrios y pueblos a la metrópolis. Mas si cabe aun esta segunda fase seria muy provechosa de cara a la nueva apertura de la planta de Bon-Area en Epila la cual va a generar unos 4000 puestos de trabajo los cuales necesitaran de unos medios de transporte adecuados al volumen de usuarios.

 

La Romareda y el deporte

– En septiembre de 2017 el estadio municipal de La Romareda cumplió 60 años. En la actualidad dispone de una capacidad para más de 33.000 personas y la campaña de abonados para la temporada 2018-19 se acercó a los 26.000 socios. Siendo la joya de la corona, y aún con el equipo de fútbol durante varios años en la segunda división, lleva pidiendo desde hace tiempo una serie de reformas para su conservación. Se ha barajado incluso la opción de llevar el estadio a otro lugar. Los distintos gobiernos municipales realizaron tres proyectos a cerca del nuevo estadio, lo que supuso al erario público hasta 580.000 euros.

– Además del fútbol, el deporte rey, existen otros minoritarios que por carecer de infraestructuras hacen difícil su práctica como pueden ser el rugby, el ajedrez o los deportes náuticos. El deporte base es aquel que niños y jóvenes practican con el objetivo de competir al máximo nivel cuando sean mayores, la cantera que hay que cuidar y mimar para hacer de ellos mejores deportistas.

 

El Rastro

El mercadillo o Rastro de Zaragoza es el más popular de los que se celebran en la ciudad, el más extenso (con alrededor de 400 puestos) y el que más días a la semana se celebra (dos, miércoles y domingos). Está ubicado en el Parking Sur de la Expo junto a la Estación Delicias. En el Mercadillo se venden todo tipo de artículos y prendas de vestir, aunque no se permite comida.

Uno de los problemas que se ha generado desde hace unos años es el de la venta ilegal. A mitad de 2018 el problema repuntó. Decenas de vendedores sin licencia se instalaban las noches de los sábados y pasan horas tratando de colocar sus productos hasta que amanecía (cosas robadas o del contenedor de la basura). En este gran bazar clandestino se juntaban personas de escasos recursos con delincuentes, clanes de ladrones y mafias. En otra muestra más del despropósito para con los vagos y maleantes, el equipo de Gobierno de ZEC llegó a prohibir a la Policía municipal acercarse al Parking.

Estas situaciones generan problemas con quienes sí pagan las tasas y muestran su preocupación por que esta situación provoque inseguridad en los clientes. La Policía Local pone unas 280 multas a los vendedores sin licencia al año (1.300 los últimos 5 años), aunque el Ayuntamiento no acostumbra a tramitarlas por un criterio de eficiencia administrativa.

 

Sector empresarial y logística

– El Ayuntamiento de Zaragoza realiza desde el año 1994 la recogida de papel y cartón en las calles de la ciudad. Hoy en día, los polígonos industriales deben hacerse cargo de la su propia recogida, lo que supone un coste para todas las empresas que podría asumir el consistorio de Zaragoza como lo hace en el resto de la ciudad.

– Los quitamiedos o guardarraíles de las carreteras suponen un peligro para motoristas y ciclistas ya que, lejos de proteger y mejorar la seguridad vial, se han convertido en un grave riesgo para ellos. En un accidente la víctima saldrá por encima de la estructura o se deslizará y pasará por debajo del quitamiedos, actuando la pieza metálica como una cuchilla capaz de producir amputaciones. Se les atribuyen un 15% de las muertes en accidente de moto.

En 2018 en Aragón han muerto 63 personas en accidentes de tráfico, lo que supone cinco fallecidos más que un año antes, sin contabilizar a las personas que perdieron la vida en caminos vecinales o pistas, en cuyo caso ascendería la cifra a 69 fallecidos. De ellos, 5 fueron motoristas. En los últimos cinco años la mortalidad de los ciclistas en las carreteras ha aumentado un 36,7% por accidentes de tráfico.

La mayoría de los accidentes se concentran en tan solo cinco carreteras de las cerca de 300 que discurren por Aragón. La A-23 es la carretera en la que más siniestros con fallecidos ha habido, seguida de la N-II, la A-2 y la N-232. Estas dos carreteras nacionales, N-II y N-232, son las que más vidas se han cobrado en los últimos años. Y son también las que acumulan desde hace demasiado tiempo muchas promesas incumplidas por parte de diferentes ministerios de uno y otro signo político. Un estudio elaborado a finales de 2018 por la Asociación Española de la Carretera (AEC) señala que el mal estado de las carreteras es la causa principal del 94 % de los accidentes. Ese mismo año, 3.018 km de las carreteras españolas (un 12,2% del total) eran considerados como puntos negros o rojos al presentar un riesgo muy alto o elevado, respectivamente, de accidentes de tráfico, según un estudio del RACC.  Aragón es la comunidad autónoma con mayor proporción de puntos negros (el 35% de su red viaria), seguida de  Cataluña y Asturias (ambas con el 16%).

– El Corredor Central, en proyecto, es un corredor ferroviario de pasajeros y mercancías que recorre de norte a sur el país. De las varias propuestas que hay, consideramos que debe pasar por tierras aragonesas  hasta llegar a territorio francés. La Travesía Central del Pirineo (TCP) es otro plan para conectar la Península con Europa mediante un gran corredor ferroviario a través de Aragón, un tramo más del primer proyecto. Sería un túnel ferroviario que uniría Zaragoza y Toulouse atravesando el Pirineo, a través de un túnel de gran longitud.​

Para que España pueda competir con los puertos del norte de Europa e Italia en materia de tráfico de mercancías, esta herramienta serviría para aumentar la capacidad del sistema de transporte existente y, al mismo tiempo, aliviar la congestión que sufren los corredores litorales. Significaría, además, un elemento vertebrador del país que impulsaría las regiones por donde transcurriese.

 

Proponemos

– Dar un impulso a los barrios zaragozanos dotándoles de equipamientos municipales, sobre todo a los que carecen de la mayoría de ellos, y atender sus necesidades. Ejecutar las obras necesarias para adecentar la ciudad de Zaragoza: operación asfalto en calzadas, arreglo de aceras, mantenimiento de parques y jardines, y otras actuaciones. Relanzar el barrio de Arcosur construyendo pisos de alquiler social para estudiantes aragoneses menores de 30 años y militares. A su vez, alargar la línea del tranvía desde Valdespartera pasando por el barrio de Arcosur hasta la Feria de Muestras. Crear más zonas de parkings disuasorios.

Mayor control sobre el padrón municipal para evitar los pisos-patera.

– Respecto al taxi en Zaragoza, creación de una aplicación app similar a la de empresas como Uber y Cabify subvencionada y gestionada por el Ayuntamiento. Sustitución de los carriles bici de la Avenida Gómez Laguna y Paseo Constitución, así como una regulación de los semáforos. Revisión municipal de los vehículos, unificando criterios con respecto a la ordenanza. Compartir el uso de los baños con el bus urbano. Las VTC urbanas serán repartidas entre las empresas que ahora gestionan estas licencias. La publicidad que porten los vehículos será del comercio de Zaragoza.

– Un mejor aprovechamiento de las infraestructuras ya creadas, como las paradas de cercanias. Queremos acercar los pueblos cercanos a Zaragoza a la metropolis a traves de las paradas ya existentes.

Reforma del estadio municipal de fútbol La Romareda llevando a cabo las obras necesarias para su conservación y modernización. A su vez, apoyaremos el deporte base aragonés y otros menos conocidos incentivando su práctica y dotándoles de infraestructuras, contribuyendo a su vez al desarrollo de una mayor salud de nuestros jóvenes y pequeños.

Instalaremos un CAR (Centro de Alto Rendimiento) en el Parque Deportivo Ebro con instalaciones deportivas y educativas para nuestros jóvenes que aglutine al mayor número de deportes posibles. Levantaremos un pabellón similar al Centro Deportivo Municipal Siglo XXI en Valdespartera para dar servicio a los barrios del sur de la ciudad zaragozana y realizar diversas actividades y deportes.

Cerramiento de El Rastro con vigilancia a la entrada, de manera que no puedan entrar los vendedores ilegales. El recinto servirá para diversas actividades de ocio, cultura y aparcamiento de la ciudad. Se ampliará la oferta con un día más de rastro. La ubicación no será definitiva en el Parkin Sur sino que será itinerante entre varios barrios.

– Asumir la recogida selectiva de papel y cartón en los polígonos industriales del término municipal de Zaragoza a través de puntos limpios o con contenedores.

Protección de los quitamiedos para salvar las vidas de motoristas y ciclistas, así como el arreglo de carreteras del territorio aragonés para evitar accidentes.

– Defendemos el desarrollo del corredor central y de la travesía central del Pirineo a su paso por Aragón.